NUEVOS RETOS PARA EL SECTOR DEL METAL EN EL AÑO 2004

 

 

Desde el punto de vista del Sector del Metal, esta puede ser una buena ocasión para el fomento de actividad productiva, la creación de nuevas empresas y el crecimiento y desarrollo de las existentes, como garantías de creación y mantenimiento de empleo y de convergencia real en la Unión Europea. Para ello será necesario avanzar en la consecución del pleno empleo, mediante políticas que incidan en las relaciones laborales, el mercado de trabajo, la Seguridad Social y la prevención de riesgos laborales, y favorezcan la estabilidad y la reducción de la temporalidad en la contratación, buscando la homogeneidad en estas cuestiones con la Unión Europea.

En esta línea de actuaciones en materia socio-laboral, es imprescindible concluir la configuración financiera de nuestro Sistema de Seguridad Social, reducir la fiscalidad excesiva que en este terreno recae sobre las empresas y favorecer una organización flexible del trabajo, modernizando la estructura de la negociación colectiva.

Otro de los grandes asuntos que deben contemplarse durante la legislatura es el de la formación, aprovechando las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías de la información y comunicación, acercando los sistemas formativos a las empresas, y mejorando la coordinación entre las distintas ofertas formativas. La cualificación del personal, la formación continua y la readaptación profesional son claves para nuestra economía, especialmente en un sector como es el del Metal en el que existe una progresiva falta de personal con las cualificaciones técnicas que exigen los nuevos puestos de trabajo. A ello se une el hecho de que los nuevos socios comunitarios llegan con costes laborales inferiores a los de España y con niveles de formación y capacitación en muchos casos muy parecidos.

Asimismo, en el terreno fiscal y en línea con las tendencias internacionales más significativas es necesario mejorar de los incentivos en ámbitos como los de la I+D+i, o el medio ambiente de modo que esos dos factores, de peso decisivo y creciente en los índices de competitividad de una economía, se vean favorecidos.

En materia de medio ambiente quizás la cuestión más trascendente para el Sector del Metal sea la aplicación del Protocolo de Kioto que traerá mayores costes en la generación de energía y determinará, y limitará en algunos casos, las capacidades de crecimiento de la actividad y la producción por motivos medioambientales.

Paralelamente, el Sector del Metal está sufriendo la enorme dispersión de normativas medioambientales de carácter europeo, nacional, autonómico y local, y para evitar esa proliferación que perjudica decisivamente la actividad económica y en nada favorece la protección del Medio Ambiente, deberá trabajar el nuevo Gobierno. En paralelo, debe continuar y potenciarse el trabajo hasta ahora realizado por las empresas y los trabajadores en materias como la calidad, los recursos humanos, la innovación, la inversión y la internacionalización

Últimas Noticias

29/11/2021

TEKNIKER - Inteligencia Artificial para la optimización de equipos industriales

29/11/2021

BARIN - Los Valores Límite Ambientales - VLA

26/11/2021

Presentamos la Nueva Web de Prismacim

Búsqueda Directorio Empresas

Suscribete a nuestro Boletín